Sobre mí

Soy un apasionado por la fotografía en muchas de sus temáticas.
Llevo una larga trayectoria captando instantes únicos e irrepetibles; tanto que no sabría aunque quisiera, cuántas parejas fotografié el día de su boda.

Más allá de un curso de fotografía y uno de cine que en la adolescencia marcaron los inicios de mi vocación, la faceta autodidacta es la que me forma como profesional.
En una de las habitaciones de la que hoy es mi casa supe tener un cuarto oscuro, donde se despertaron sueños y proyectos.
Encendía la luz roja, prendía la ampliadora y comenzaba descubrir el retoque fotográfico.
No cabían dudas, esta sería mi profesión.

Cada avance en la tecnología me permitió innovar, transitando desde los formatos analógicos al mundo de las redes.
Por encima de todo, lo que me cautiva de este oficio es captar la esencia de personas, momentos, expresiones; las bodas son un interesante desafío donde conjugar estos aspectos.

Desde el primer día tengo la tranquilidad de estar respaldado por un buen equipo, y lo más lindo es que en todo este tiempo he contado incondicionalmente con mi hermano Álvaro y con mi esposa Valeria.

 

Nuestro trabajo 

Brindamos una opción exclusiva, algo muy valorado por los novios.
Estoy presente en todas las etapas, comenzando por el conocimiento previo que nos brinda el contacto por redes, la entrevista o una videollamada.
Busco permanentemente darle confianza a las parejas apoyándolos en esas horas donde las emociones están a flor de piel.
Son momentos muy especiales en sus vidas, y es gratificante poder guiarlos en el proceso.
El día de la celebración cuentan conmigo en los preparativos de la novia, la ceremonia y la fiesta.

Nuestra misión es contar en imágenes las historias de una manera fresca, descontracturada y veraz.
Tan importante es registrar cada instante, como lo es pasar inadvertido y permitir que disfruten ese día.

El equipo que forma esta empresa es muy estable.
Cinco personas que cumplen las tareas de asistencia en fotografía, videografía, edición, y postproducción, que permiten prescindir del trabajo con freelancers.

No hay mejor manera de describir este trabajo que a través de lo que cuentan las propias imágenes; ni mejor forma de conocernos que presentándoles las historias que hay detrás de ellas.

Hoy en día la rapidez es fundamental.
Es por eso que hacemos un adelanto de fotos en los primeros 4 días, y luego entregamos todo el material, fotos y video, a los 30 días. 
No por ello descuidamos la calidad del trabajo que siempre ha caracterizado a la empresa.

Nuestros presupuestos son sencillos, transparentes, y los novios tienen la garantía que todo queda estipulado en un contrato.

Estaré encantado de que me contacten para conocer los detalles de su boda.